Las gigantescas esculturas del Rano Raraku

Nadie sabe con certeza, pero se estima que en el año 300 d.c. arribó a Rapa Nui una tribu de exploradores polinesios conducidos por el rey Hotu Matua.

Mudos secretos de aquel pasado son los moai, gigantes esculturas talladas en ceniza compacta de los que se contabilizan 900, dispersos entre la isla y los ahu o plataformas ceremoniales. 400 están en las canteras del volcán Rano Raraku, en cuyas laderas se esculpieron las enormes figuras, probablemente el sitio más místico de Rapa Nui.

Desde ahí hay una vista panorámica imperdible hacia el Ahu Tongariki, el más grande de los centros ceremoniales en Pascua, con al menos 15 moai. La excursión por Rano Raraku permite observar las gigantescas esculturas en sus diversas etapas de elaboración.

Algunas de ellas no son más que bosquejos trazados en la superficie de las roca. Otras están terminadas a punto de desprenderse de la cantera y otras apoyadas de costado en grietas de la roca. Las estatuas eran bajadas lentamente con cuerdas por las laderas del Rano Raraku. En la zona hay 103 moai erguidos, en su mayoría enterrados hasta el cuello.Las excavaciones revelan que fueron deslizados dentro de los fosos abiertos para ponerlos en posición erecta y así poder terminar de labrarlos.

Fuente: Chile Travel

Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter