Ven a conocer la aldea ceremonial de Orongo

Cuenta la leyenda que a fines del siglo XVII en cada inicio de la primavera, cuando las aves marinas anidan en los islotes, se celebraba en Orongo la ceremonia del Tangata o competencia del “hombre pájaro”.

Sacerdotes y miembros de cada tribu se reunían cada año para presenciar la disputa por el huevo del Manutara, una majestuosa hazaña que ponía a prueba la valentía y heroísmo de los hombres de la isla quienes debían descender trescientos metros de acantilado y nadar más de mil metros para encontrar el preciado huevo.

El triunfador no solo recibía la admiración de su pueblo, sino que también le aseguraba el poder a su jefe para hacerse cargo del orden político y social de la comunidad, lo que quedaba retratado en las piedras ubicadas en la cima del volcán Rano Kau. orongo2

Una de las primeras imágenes que se tiene al llegar a la aldea ceremonial es la de los tres motus o islotes que hay frente a la costa. Estos son Motu Kao o islote angosto cuya forma semeja al de una aguja; Moto Iti o islote pequeño; y Moto Nui o islote grande que fue el más importante  ya que hasta aquí nadaban los competidores para conseguir el primer huevo del manutara.

Subiendo por el sendero se puede apreciar también cómo fue esta aldea al observar sus 53 casas hechas con piedras y que aún conservan el típico diseño de las casas bote. En casi todas, sus entradas miran en dirección a Motu Nui, otras están conectadas entre sí y, al lado izquierdo, hay una casa grande con cuatro accesos conocida como Taura Renga.

De este lugar, en 1868, una tripulación inglesa extrajo el famoso moai Hoa Hakananai’a -que significa “amigo robado”- y que actualmente se exhibe en el Museo Británico de Londres.

Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter